Blog

El nuevo Reglamento (UE) 2016/1191

Un sistema de simplificación de requisitos administrativos en asuntos de tramitación de herencias entre paises de la UE y en otros asuntos

General

Desde el 16 de febrero de 2019 se aplica el Reglamento (UE) 2016/1191 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de julio de 2016, por el que se facilita la libre circulación de los ciudadanos simplificando los requisitos de presentación de determinados documentos públicos en la Unión Europea y por el que se modifica el Reglamento (UE) nº 1024/2012.

¿Cuál es el objetivo del Reglamento?

El objetivo del nuevo Reglamento europeo es establecer un sistema simplificador de  los trámites administrativos para la circulación de determinados documentos públicos y de sus copias certificadascuando sean expedidos por las autoridades de un Estado miembro para su presentación ante las autoridades de otro Estado miembro.

Dicha simplificación se logra fundamentalmente  mediante la exención de toda forma de legalización o trámite similar de tales documentos o copias, así como eliminando la necesidad de aportar una traducción jurada.

En este sentido, y al objeto de superar las barreras lingüísticas, se han creado impresos estándar multilingües en cada de las lenguas oficiales de las instituciones de la Unión. Según establece el nuevo Reglamento, la autoridad a la que se le presente un documento público con el correspondiente impreso multilingüe no debe exigir al ciudadano una traducción de dicho documento.

¿A qué documentos públicos se aplica?

Entre otros, el Reglamento se aplica a documentos públicos que establecen  hechos en cuanto a:

  1. el nacimiento;
  2. la defunción ( incluida la tramitación de herencias);
  3. el matrimonio  (incluidos la capacidad para contraer matrimonio y el estado civil);
  4. el divorcio, la separación judicial y la anulación del matrimonio;
  5. la filiación;
  6. el domicilio o la residencia.

Como documentos públicos también se entienden las actas notariales y las certificaciones oficiales que hayan sido puestas sobre documentos privados, tales como menciones de registro, comprobaciones sobre la certeza de una fecha y autenticaciones de firma.

El Reglamento también se aplica a copias autorizadas, así como a versiones electrónicas de los documentos públicos.

¿Qué ventajas conlleva en la práctica?

Estimamos que las medidas simplificadoras establecidas en el Reglamento conllevarán indudables ventajas para los ciudadanos y sus asesores legales, con un previsible ahorro tanto en costes como en tiempo. Entre dichas medidas habría que incluir las siguientes:  

  • los documentos públicos a los que se aplica el Reglamento y sus copias certificadas quedan exentos de toda forma de legalización y trámite similar (art. 4).
  • Cuando haya que presentar el original de un documento público expedido por las autoridades de otro Estado miembro, no habrá que presentar también copia certificada de este (art. 5.1).
  • En determinados casos no se exige traducción de los documentos (art. 6.1). La introducción de impresos estándar multilingües para evitar la necesidad de aportar una traducción jurada en muchos supuestos es una de las medidas más significativas.

Como instrumento independiente y autónomo respecto al Convenio sobre la Apostilla, entendemos que el nuevo Reglamento facilitará la gestión  de asuntos legales como las tramitaciones de herencias entre distintos países de la Unión Europea con menos coste y mayor agilidad.

Igualmente, entendemos que el mismo efecto positivo se podrá apreciar en materia de Derecho de familia.

Además de asuntos relativos a tramitaciones de herencia, como por ejemplo entre Alemania y España, del que con frecuencia se ocupa nuestro despacho, estimamos que nuestros clientes podrán verse también beneficiados por la agilización de diversos trámites, como la legitimación de firmas y de actas notariales.

Autor: Werner Hildebrand

Despacho internacional de abogados en Sevilla

Horario de atención

  • Lunes a Viernes:
    9:15 am - 15.00 pm
  • Sábados:
    Cerrado